criar

Confesión N°14: usted no me diga cómo criar a mi hijo

Cuando una no es mamá tiende a opinar de las guaguas ajenas. No sé si todas, pero a mí me pasó alguna vez, sobre decir algo referente a cómo criar niños que no eran míos.

Por ejemplo, no me gustan los niños malcriados, ni mal portados y me esfuerzo a diario para que eso no ocurra con pepi. Otra cosa es el temperamento que ya es genético, nada que hacer. Lo que se hereda no se hurta.

Antes de ser madre, veía a un niño con pataleta y me tiritaba un ojo. Hoy, me dan ganas de ir a abrazar a la mamá y decirle “no estás sola” o, simplemente, “lo estás haciendo bien”.

Es que nosotras las mujeres somos TAN poco empáticas con nuestras congéneres. Y hace TANTA falta ayudarnos. Especialmente cuando somos madres.

Cuando una pare, además de todo lo hormonal, se desarrolla un instinto de leona que no había sentido jamás antes. Una sensación que te recorre el cuerpo, con la cual te dan ganas de masticar a todo ser que quiera decirte algo diferente a lo que tú estás  haciendo.

¿No les da ganas decirte a toda esa gente, incluyendo familiares, “no me digas cómo criar a mi hijo?”

Sí, a usted que alguna vez quiso decirme algo sobre mi Pepi, ¿Ha vivido con él, como para poder opinar sobre lo que no conoce?

Nadie viene con un manual sobre cómo lidiar con un hijo, o como aprender a “leerlo”. Y muchas veces el cansancio, nos hace ver TODO cuesta arriba.

Sí, es verdad, la maternidad es bella, pero agota tanto, es un cansancio que no para. Nunca es suficiente el descanso y los hijos muchas veces vienen sin botón OFF, por lo menos el mío.

Y en esto bello de la maternidad, muchas veces, no todas las mamás tienen a alguien con quien compartir esos momentos, o si hay alguien, no siempre son empáticas.

Y aunque suene majadero, una como madre primeriza, especialmente, necesita un aliento, un abrazo, y no que nos digan lo negativo, o que nos digan que las cosas se hacen de otra manera.

Porque hay que reconocerlo, gente con falta de tino hay mucha, y en esa etapa hormonal del hijo recién nacido, no las necesitamos cerca. NO necesitamos que nos digan cómo criar a nuestros hijos, sino más bien un “vamos, estoy para ti”.

¿Acaso es simpático cuestionar a una mamá que le da mamadera a su hijo, sin saber porqué lo hace? O preguntarle ¿Por qué no portea? O ¿Por qué no colecha?

¿Qué le importa a usted a qué edad le di mamadera a mi hijo (desde los 10 días), o si durmió o no conmigo (no), o si colechamos (no)?

Una cosa que aprendí siendo mamá es que mi verdad no es la absoluta, yo solo cumplo con contar mi experiencia, que a alguien le puede servir. Sé que a veces hablo en caliente y me cuesta no hacerlo, pero trato de controlar mi aceleramiento y dejar ser.

Porque cada niño y sus familias son un mundo. No pretendamos que un hijo único no haga pataletas si las hace un niño que tiene hermanos. O que coma todo si sus papás son mañosos. O que hable a los 2 años si sus papás lo hicieron a los 4. O que no use pañales si no estoy ni ahí con sacárselos. O que se duerma a las 8 si recién llego con él a casa pasadas las 9.

No permita que nadie le diga cómo criar a sus hijos.

Sí permita consejos, aunque no los pida, la gente los da sin mala intensión. Pero NO permita mala onda, ni nada. Porque SOLO usted sabe cómo es su hijo, ni siquiera los papás saben tanto. La madre es la que mejor lee a su hijo y sí, el instinto materno existe, es algo real y por algo está: para que lo use.

Si quiere más confesiones, pinche acá.

 

Tags:
0 shares
Previous Post

Lanzamiento de corner de Osh Kosh

Next Post

Conocimos al tigre Rayler

  1. Ro
    Noviembre 28, 2017

    Que hacer si la que te caga la onda es tu mamá que NUNCA te ha ayudado ni apoyado en nada???? me duele el alma…la única que me acompañó en mi puerperio fue mi suegra que muy tristemente murió el mes pasado…ella fue mi único pilar…

    1. Paz Crovetto
      Noviembre 28, 2017

      Qué pena!!!
      buscar a alguien
      aunque no lo creas, en las plazas se dan las redes de apoyo más lindas.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *