cesárea

Confesión N°17: sí señora, parí por cesárea ¿Y qué?

De estos más de tres años que llevo de madre, cada vez que menciono que mi parto fue por cesárea, siento que a alguna madre le tirita un ojo.

¿Es tan terrible?

¿Es tan terrible que mi cesárea se haya programado con anticipación? ¿O tengo que contar a todo el mundo que me mira feo que tengo un problema de salud que podría agravarse con un parto normal?

Antes que cualquier cosa quiero decir firmemente que respeto cualquier tipo de parto, siempre que no ponga en riesgo la vida de nadie, por lo mismo exijo que no se me apunte con el dedo por haber permitido que me tajearan la guata. Admiro a quienes no utilizan ningún medicamento para el dolor, como a las que están días en trabajo de parto. Para ellas, todos mis respetos.

Porque sí, hay mamás para quienes tener un bebé es casi un trámite, hay otras que están horas en trabajo de parto y eso se aplaude, por la entereza. Pero señoras, especialmente las que nos critican por ser las “cesarientas”, a mí me abrieron el vientre, me hicieron una cirugía mayor, me cosieron. Y aún así tuve que hacerme cargo de mi hijo, tal cual lo hizo usted, que lo parió tal vez más rápido.

No me vengan a hablar a mí de valentía, porque es de valientes también no poder hacer el reposo que corresponde por una cirugía. Sí, soy una mamá valiente, que a las 3 horas de operada exigí que me sacaran la sonda porque quería hacer pipí sola, porque me sentía excelente. Porque sí, soy valiente y tuve una cesárea porque no tenía otra opción y sí, me acomodó bastante, me trataron regio y el pepito nació sin problema alguno y sin sufrimiento.

Para todas aquellas personas que critican las cesáreas yo les quiero comentar que no sé si es peor una de ellas, o esperar, a veces, más de un día, para dilatarse completas, lo que en varias ocasiones termina en la tan vilipendiada cesárea, de emergencia, que en más de una ocasión salvó la vida de una madre y su hijo.

Sí, yo vengo a humanizar la cesárea, porque no soy menos madre que la que parió de manera vaginal. Yo soy tan madre como ellas, y soy tan valiente como la que no recibió anestesia o quiso parir en su casa. Yo soy una mamá valiente, porque puse el pecho a las críticas muchas veces venidas de mis propias congéneres.

Sí, les cuento, aunque no tengan porqué saber, mi problema al colágeno y articulaciones podía generar varios prolapsos si tenía un parto vaginal. Y para qué decir lo que sufrirían mis caderas en esa posición, que cada vez que voy al ginecólogo, se me tranca por varios días. Sí, mi forma de parir no fue un capricho, fue la decisión de varios profesionales de la salud.

Llevo mi cicatriz orgullosa, es mi bandera de lucha, es la que me recuerda, cada vez que la veo, que todo eso valió la pena. Porque soy madre como todas, porque aunque no parí con dolor, parí igual.

Si quieres leer más, pincha acá.

 

Tags:
0 shares
  1. Isabel Urrutia
    Mayo 11, 2018

    Hola,
    Me sentí tan identificada con tu confesión. Hace dos meses tuve a mi hijo por cesárea y también he recibido varias miradas extrañas y comentarios desagradables por ello. Tampoco fue una decisión mía sino una necesidad médica, pero aunque no fuera así porque es mal visto este método. Acaso la maternidad se basa en la forma de parir? Creo que la gente tiene a veces formas muy raras de pensar. Yo no me siento ni mejor ni peor madre por haberlo tenido por cesárea, mi hijo es un niño feliz y yo una madre orgullosa.
    Cariños

  2. Dani
    Mayo 12, 2018

    Yo programe mi parto pero me lo indujeron, porque siempre pensé que no era lo suficientemente valiente para una cesarea, se de buena fuente que duele millones, asi que mi médico indujo el parto y fue vaginal, el trabajo de parto duele, claro, pero al día siguiente el dolor es completamente aguantable, es más una molestia que dolor, al 4to día yo ya estaba manejando. Admiro a quienes aguantan una cesarea y jamás pensaría que son menos mamá. Porque tal como pasa con el tema de la leche de tarro, pienso que el método que uses para criar a tu bebé o como lo traes al mundo, no influirá en el amor que se tendrán mutuamente.
    Saludos

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *