foto de www.paula.cl

Dolce & Salato, un lugar para la familia

Dolce & Salato se caracteriza por ser un restaurant de barrio, con una carta apta para toda la familia, a muy buen precio, pero por sobretodo por ser un lugar “kids friendly”.

Cuando uno se convierte en padre, la vida da un tremendo giro. Las prioridades cambian y todo gira en torno a ese nuevo ser que nos inunda de amor.

En este cambio, también optamos por elegir lugares que permitan que como familia podamos disfrutar un grato momento. Nosotros somos bien amigos de ir a tomarnos un cafecito los fines de semana, los tres. Desafortunadamente, no todos los lugares son aptos para niños.

En más de una ocasión he tenido que mudar al Rena en el suelo, o arriba de la taza del baño, porque no hay mudador. O los pasillos son estrechos para entrar con coche, o las sillas altas son insuficientes.

¿Qué ocurre cuando la dueña de un restaurant  es madre? Cambia todo, porque “otra cosa es con guitarra” y la Lolo Reyes lo tiene bien claro.

Es por eso que cuando se abrió Dolce & Salato, en diciembre de 2016, al frente de la Plaza Las Lilas, la dueña -y jefa de la cocina- tenía todo pensado. Porque en esa ubicación confluyen varios factores: es un barrio residencial, tiene una plaza que siempre tiene gente, una mampara la separa de un centro pediátrico. Si a esto le sumamos que la carta es muy variada y con platos que una mamá le daría a sus hijos, además de tener pasillos en los que caben los coches y muchas sillas altas, lo hacen ser un lugar que una madre no debe dejar de visitar.

Porque Dolce & Salato es una opción que se debiera tener entre las primeras a la hora de salir a almorzar, o tomar once, o un rico brunch con huevitos a la copa. Y luego ir a jugar a la Plaza con los hijos, que está al frente.

Nos invitaron a probar la carta que tiene la singularidad de rescatar los sabores de barrio, destacando platos como: zapallos italianos rellenos con carne mechada, charquicán con huevo, pastel de papas, costillar de cerdo, entre otras exquisiteces que ofrece. Lo que me llamó la atención es que esta carta tiene una parte dedicada exclusivamente a las pailas con huevos, lo que me parece maravilloso.

Los precios son bien convenientes y los platos van desde los $5.800 a los $8.900, sin contar los precios de la cafetería.

Este lugar atiende desde las 10.00 de la mañana hasta las 22.00 de la noche, horario continuado. Está ubicado en Eliodoro Yáñez N°2820, Providencia. Puedes visitarlo en www.dolceysalato.cl y su instagram es @loloreyesds

Si quieres conocer más lugares para visitar, pincha acá

Tags:
0 shares
Previous Post

Dropmix, la nueva forma de jugar con música

Next Post

Show “My little pony”

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *