fullsizerender-2

Hablando con la pediatra: verano, agua y seguridad

Los niños no tienen conciencia de riesgo, y lo que para un adulto parece no revestir peligro, sí puede serlo para nuestros niños.

El ahogamiento está entre las mayores causas de muerte en los menores de 19 años. Cada año mueren niños por ahogarse ya sea en piscinas, mares y lagos o incluso en la tina del baño. Es por esta razón que debemos estar siempre atentos y no confiarnos en que no pasará nada.

Lo primero es contarles que los menores de 4 años no aprenden a nadar ni son capaces de reaccionar ante una caída al agua. Además, cuando caen, dejan de respirar en forma refleja por lo que, aunque sea por un corto tiempo, el organismo deja de recibir oxígeno. Pueden salir a flote pero no estarán nadando. Por esta razón las clases de natación para guaguas y niños pequeños están prohibidas. No sólo porque no son capaces de aprender a nadar sino que porque además es dañino para su cerebro, corazón y pulmones.

La idea es que disfruten del aire libre, puedan bañarse siempre con un adulto y que siempre usen una chaleco salvavidas.

Les dejo una lista de medidas de prevención.

  • Proteger piscina con reja circundante al menos 1,5 mts. de alto con puertas y cerraduras a prueba de niños
  • Supervisión adecuada por adultos responsables mientras niños juegan o nadan.
  • Enseñarles a nadar sobre los 4 años.
  • Utilizar tinas con material antideslizante.
  • NUNCA dejar solo a un niño pequeño o epiléptico mientras se baña en la tina, ni siquiera por un instante.
  • No usar plásticos inflables en mar o ríos.
  • Usar salvavidas si viajan en lanchas o barcos.
  • Controlar el uso de alcohol en adolescentes.
  • Aprender reanimación.

 

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *