La cocina impecable

Creo que unas de las palabras favoritas de mi Rena es queque, aunque galletas también funciona bastante bien. Prefiero hacerle en casa esas cosas ricas, porque de esa manera sé lo que está comiendo  aprovecho de regalonearlo con alguna preparación rica, pero saludable.

Sí debo reconocer públicamente que me carga lavar la loza, pero también me enferma que se acumule y que no se guarda, porque sola no se va a los cajones. Por lo que debo lavarla a regañadientes, mientras el horno está prendido y el  Rena saca y pone los magnetos del refri, implorando a los astros que la luz del horno no llame su atención y quiera meter las manos.

Mientras espero ansiosamente que el queque me suba, trato de adelantar en algo el orden de mi cocina, porque no solo hay que lavar y secar la loza para guardarla, sino que también debo luchar con los monstruos del suelo y las patitas de mi crío que se mezclan con la tierra de sus pisadas, las migas que bota y el agua que chorrea por todos lados. Definitivamente un panorama ideal.

De esta manera se hace importante contar con aliados a la hora de limpiar, y en eso Excell es una marca que nos acompaña hace años, que se hace presente en mi cocina, baño, living y en cada recoveco de mi casa. En este caso especial de cocinar, me enfoco principalmente en el lavado de los platos y la superficie de la cocina, especialmente los quemadores. Para el primer caso, combinar un buen lavado, junto a eliminar el 99,9% de las bacterias es una excelente mezcla, la que, ayudada de un antigrasa permiten abarcar gran parte del aseo que implica después de cocinar.

El experto de Excell Chile, Marcial Fernández, nos comenta en el comunicado que “los electrodomésticos también van acumulando suciedad; las grasas, residuos y vapores propios de la cocina los van ensuciando y haciendo más difícil su limpieza. Pasa lo mismo con las campanas de cocina y los hornos, los que aconsejamos higienizar con el Quitagrasas Pro, que hará mucho más fácil esta labor”.

Además, nos aconseja mantener todas las superficies higienizadas y libre de gérmenes, por lo que nos propone utilizar el clorogel de Excell también, que “tiene un alto poder germicida y blanqueador que limpia y desengrasa, ayudándonos a mantener un ambiente sano y libre de gérmenes para continuar cocinando esas cosas tan ricas y que tanto disfrutamos en los meses de frío”.

De esta manera espero, que una vez impecable mi cocina me den nuevamente ganas de ponerme delantal y hacer cosas ricas y saludables para compartir con el Rena y sus amigos cuando vayamos a la plaza.

Tags:
0 shares
Previous Post

Concurso aniversario

Next Post

Condorito se hizo jabón

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *