Gráfica seguridad_vitrina pequeña_liv-001

Sillas de autos y la seguridad

Qué triste saber que Chile es el país latinoamericano con más muerte infantil en accidentes tránsito y esa cifra tiene exclusivamente que ver con un mal uso de las sillas, en el cual una mala instalación, un mal uso o elegir la incorrecta para tus hijos inciden en que tengamos ese ranking como país.

Cuando el pepi cumplió tres meses, tuvimos que pensar en cambiar la silla, porque era muy grande para el huevito. La que elegimos en la tienda fue una americana marca Safety 1st que nos permitía poner la silla contramarcha. Esa silla tiene más de dos años y está impecable, además de sucia por el chanchito que se sienta en ella, y lo mejor es que dura hasta los 12 años ó  45 kilos.

Por lo mismo es que contar con la información necesaria, puede significar la diferencia entre la vida y la muerte. De esa manera Baby infanti Store nos enseña algunos datos para elegir la silla correcta a la hora de comprar, junto a la campaña #ViajaSeguro, que pretende concientizar a los padres de usar siilas y alzadores.

“Según la Comisión Nacional de Seguridad del Tránsito (Conaset), los accidentes viales son la primera causa de muerte externa de niños y niñas de 1 a 14 años y esto principalmente se debe a que los padres no usan sillas de seguridad o el 80% de ellos las tienen mal instaladas.

Para un correcto uso de las sillas de niños es necesario fijarse en la orientación, el peso, el anclaje ideal y el arnés. Según el asesor certificado en instalación de sillas de Baby Infanti Store, Alfredo Castro, la silla correcta para un niño de hasta 13 kilos es la silla nido – más conocida como huevito. Si el niño pesa entre 13 y 18 kilos la silla correcta que se debe utilizar es la convertible; y para un menor que pese entre 15 kilos y 36 kilos, es necesario utilizar una butaca o alzador.

El experto indica que el lugar del auto más seguro para poner la silla es el asiento central trasero pues es donde está más alejada de impactos laterales, luego atrás del copiloto. “La silla debe ir mirando hacia atrás hasta, al menos, los dos años del niño, ya sea silla nido o silla convertible, ya que así el sistema protege la cabeza, cuello y columna en caso de un impacto fuerte”, agrega.

Además, explica que, para verificar el anclaje correcto de la silla al vehículo, la silla no debe moverse más de 2,5 cm por lado una vez que está instalada. “Otro dato importante, es fijarse en el arnés y para saber si está bien instalado el mejor tip es hacer la prueba del pellizco. Tome el arnés con su dedo índice y pulgar al mismo tiempo, y si no logran tomar la cinta, entonces el arnés está bien ajustado y el niño o niña puede viajar seguro”, asegura Alfredo Castro.

Según la Conaset, el 80% de los niños fallecidos desde 2016 a la fecha en accidentes de tránsito iban en vehículos sin sillas, estos simples consejos buscan colaborar en el cuidado y la disminución de los accidentes viales, para generar conciencia en quienes viajen con niños este 18 de septiembre”.

Tags:
0 shares
Previous Post

Consumo de fibra para estar saludable

Next Post

Concurso aniversario

  1. Septiembre 11, 2017

    Es un tema que me preocupa muchisimo. Con mi guagua viajamos mucho, unas 2 veces al mes a la quinta región a ver a mis papás y no me agrada mucho la silla que tengo ahora, siento que queda algo suelta.
    Lo otro es que jamás había escuchado que la silla de bebés se puede poner al centro atrás, me parece algo raro. ¿donde se puede obtener más información de esto?
    Muchas gracias mamidatos por mantenernos al día, informar y hacernos pensar sobre lo que hacemos con nuestros tesoros de la vida.

    1. Paz Crovetto
      Septiembre 12, 2017

      Estimada
      https://www.conaset.cl/sillas-infantiles/

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *