foto de elfrascodemaria.cl

Tips: el frasco de María

Hace un tiempo llegó a mis manos un lindo regalo, un objeto que muchas veces quise hacer en casa, pero que fui dejando en la carpeta de los pendientes. De esa manera, Constanza venía a ponerle prioridad a mi “manualidad Montessori”. En una bolsita con bellos detalles venía un “Frasco de María”, que me encantó de inmediato, no sólo por lo que engloba como concepto, sino porque también estaba hecho con cariño, lo que para mí es muy importante, porque mamidatos también se construye en base  a eso.

El frasco de la calma, como se le conoce comúnmente, es un objeto  que ayuda a los niños a calmarse cuando están enojados, angustiados o con pena, que fue creado por la doctora María Montessori, muy famosa en su método educativo y que hoy está tan de moda. De esta manera el uso de este frasco ayuda a que los niños puedan enfocar su energía en algo concreto, en este caso, en la escarcha que se mueve libremente dentro de un frasco de plástico muy seguro para los niños. Digo muy seguro porque está comprobado en esta casa, ya que el Rena varias veces lo ha tirado al suelo con rabia y no le ha pasado absolutamente NADA.

Si bien el concepto del frasco de la calma puede hacerse en casa, en compañía de los niños, también se puede adquirir y obsequiar a quien uno quiera. El emprendimiento de Constanza apunta a eso, además de que sus productos están certificados por la norma internacional codex, como no tóxicos.

En mi experiencia personal, me ha servido. El día que llegó lo pudimos usar de inmediato con pepi quien miraba “las burbujas” luego de una pataleta. En ocasiones lo tira lejos, en otras lo mira. Yo también lo miro, y también me calma. No me asusta que le pueda pasar algo con él porque es muy seguro y el porte es el correcto para sus manos. Para los niños más grandes hay otro formato. Hay de varios colores y se pueden comprar online.

Les dejamos sus redes sociales: facebook e instagram

*Para otro tip interesante pincha acá

Tags:
0 shares
Previous Post

Recetas saludables: helados caseros

Next Post

Belleza: cuidándome desde dentro hacia afuera

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *