unna

Unna, calzones menstruales

Luego de entrevistar a 150 mujeres, de todas las edades, Carmen Nalda, creadora de UNNA logró dar con el calzon menstrual perfecto para todas las mujeres, segura de que ya no hay vuelta atrás por los beneficios que entregan en la calidad de vida durante los días de la menstruación y el aporte que realiza al cuidado del medio ambiente

Los calzones menstruales llegaron para quedarse y cambiar las reglas en los días en los que las mujeres les llega la para muchas “incómoda regla”. 

Si bien se han lanzado al mercado varias alternativas a las clásicas toallitas y tampones, ya sea para contribuir al cuidado del medio ambiente y/o entregar opciones más cómodas y prácticas, el calzón menstrual lidera si se habla de una una opción que  sea cómoda, saludable y además eco-amigable, ya que si se calcula la basura que se genera usando toallitas en 40 años de menstruación de una mujer, se puede llegar hasta 88 kilos versus 6 kilos con calzones menstruales.

 

Carmen Nalda, creadora de Unna, estuvo tres años trabajando en el prototipo de sus calzones menstruales, lo que incluyó conversaciones con más de 150 mujeres de todas las edades y estilos de vida, para entender “sus dolores” y de esa manera llegar al producto ideal y transversal en todas las necesidades que ellas tienen en “sus días”. Los grupos que dieron a conocer sus demandas fueron ecologistas, trendy, activas, deportistas, con continencia urinaria, en post parto, entre otras audiencias. 

Entre sus preocupación y solicitudes, destacaron frases como: “una solución innovadora que inspire a hacerse cargo de los problemas del mundo y me haga sentir parte de la solución”; “me preocupa mi cuerpo y quiero materializar lo que pienso en una acción eficaz y valiente”; “Que rinda y absorba en condiciones exigentes, para sentirme cómoda ante el movimiento, que no se sienta que se note, que interactúe bien con la transpiración y que sus materiales sequen rápido”; “Un producto que esté de moda, que sea bonito y sexy”.

Fue así como Carmen Nalda dio con la tecnología perfecta para UNNA, marca chilena de calzones menstruales, los que además de ser  tecnológicos, vanguardistas y estilosos, entregan mucho más beneficios como método de cuidado menstrual.

Con todo ese conocimiento y el feedback de centenares de mujeres,  Carmen Nalda da conocer los principales beneficios de los calzones menstruales UNNA:

1.- Partamos por la funcionalidad. Usar un calzón UNNA significa:

  Sentirte segura durante el día gracias a su gran capacidad de absorción de hasta 5 tampones.

  Evitar accidentes y derrames de sangre gracias a su tecnología de 4 capas.

  Sólo usar 3 calzones para todo tu periodo durante 2 años.

  Mantener tu piel seca y libre de humedad gracias a su capa de secado rápido.

 

2.- En términos de salud, usar un calzón menstrual UNNA es igual a:

  Olvidarte de alergias e irritaciones

  Mantener la flora vaginal sin alteraciones ya que no hay que introducir nada y son libres de químicos.

  Usar un producto recomendado por ginecólogos.

  Prevenir infecciones, ya que tu piel estará sana y libre de humedad.

 

3.- Además usar un calzón UNNA te permitirá:

  Sentirte cómoda en todo lugar

  Elegir un modelo que se adapte a tu estilo de vida.

  Disfrutar de su facilidad de uso

  Participar de todos los panoramas sin limitaciones

 

4.- Y el medioambiente te lo agradecerá pues:

  Reducirás tus desechos menstruales prácticamente en un 100%

0 shares
No Previous Post
Next Post

BATISTE BARE Y BATISTE ROSE GOLD

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.